martes, 16 de noviembre de 2010

Pasaba por aquí...




Existe un lugar donde el tiempo corre a sus anchas sin entender de compasiones, formalismos o relojes. Donde el día y la noche viven en un continuo de luces de colores y bullicio incansable. Donde las personas dejan de serlo para convertirse en individuos parte del infinito colectivo.

Existe un lugar, donde es fácil perderse y más aún encontrarse. Donde el anonimato es gratis y placentero. Donde cada esquina cuenta historias de habituales y extranjeros. Donde las calles cambian de cara cada segundo, y pestañear se convierte en una aventura gratuita.

Existe un lugar donde el dinero navega de mano en mano, pero jamás atraca en las tuyas. Donde las pieles de los que allí habitan reflejan una amalgama de hostilidad y esperanza, dentro de un espectro de tonos del negro al blanco, y del blanco al negro.

Existe un lugar donde muchos juramos no acabar, y donde muchos acabaremos. Donde tienes prisa por escapar, y al que siempre echas de menos.


3 comentarios:

  1. Joder Madrid, como la quiero y cuanto la odio

    ResponderEliminar
  2. Hay que volver a Madrid, a gastarnos las perrrras

    ResponderEliminar